que tomar para el higado graso inflamado

  • Cardo mariano en el tratamiento de la enfermedad del hígado graso

    Por El Vie 23 oct 2020

    La hepatosis grasa o enfermedad del hígado graso no alcohólico (esteatosis) es una enfermedad caracterizada por una acumulación excesiva de grasa (principalmente triglicéridos) en el hígado. Normalmente, una cierta cantidad de grasa está presente en el hígado, pero bajo la influencia de ciertos factores patológicos, se puede alterar el equilibrio entre la síntesis y el uso de grasas. Veremos cómo el cardo mariano lucha contra la enfermedad hepática.

    ALTERACIONES HEPÁTICAS EN LA CIRROSIS: HALLAZGOS EN IMÁGENES.

    Plantas para tratar la enfermedad del hígado graso

    ¿Sufres de la enfermedad del hígado graso? Si es así, contáctanos y comienza un tratamiento totalmente natural y efectivo sin efectos secundarios. Este tratamiento te ofrece una total satisfacción después de dos meses.

    Solicita ahora tu tratamiento: +229 99546463 por WhatsApp y llamada directa.

    El remedio de la abuela para la enfermedad del hígado graso: té de cardo mariano

    El té de cardo es un excelente remedio casero para la grasa del hígado, ya que esta hierba contiene propiedades astringentes, ayuda a la digestión y estimula el apetito, lo que alivia los síntomas de la enfermedad del hígado graso como la pérdida de apetito y las náuseas. y vómitos.

    Cardo mariano: análisis de sus propiedades y beneficios para la salud

    Ingredientes

    • 2 cucharaditas de semillas de cardo
    • 2 tazas de agua

    Modo de preparación

    • Lleve el agua a ebullición y después de hervir agregue las semillas de cardo.
    • Dejar reposar 15 minutos, filtrar y beber 30 minutos antes de las comidas.

    Este remedio casero para la grasa hepática solo debe complementar el tratamiento de la grasa hepática que debe realizarse con dieta, ejercicio, no fumar y sin bebidas alcohólicas.

    Causas de la enfermedad del hígado graso

    NASH: investigadores europeos descubren cómo combatir la enfermedad del "hígado graso"

    La hepatosis del hígado graso es una enfermedad muy moderna, porque sus causas suelen ser:

    • abuso de alcohol (incluido el llamado alcoholismo de la cerveza);
    • dieta poco saludable (especialmente una comida rápida tan popular);
    • uso incontrolado de antibióticos y antidepresivos.

    Por supuesto, la hepatosis puede desarrollarse en el contexto de enfermedades graves de los sistemas inmunológico y endocrino, diabetes mellitus, obesidad, pero el alcohol sigue siendo la causa más común.

    Síntomas de la enfermedad del hígado graso

    Con la hepatosis del hígado graso, un exceso de grasa producida por el cuerpo se deposita en los hepatocitos (células de los órganos), las células renacen, la fibrosis puede comenzar gradualmente y, como resultado, la cirrosis del hígado. Al mismo tiempo, la etapa inicial de la enfermedad es casi asintomática, a veces hay signos generales de enfermedades hepáticas: coloración amarillenta de la esclerótica y la piel, a menudo insignificante, dolor y sensación de pesadez en el hipocondrio derecho, visión nubosidad, náuseas.

    Además de la medicación, la hepatosis grasa se puede tratar con remedios caseros. El hecho es que en las primeras etapas de la enfermedad, aunque aún no ha comenzado, el papel principal no lo juegan los medicamentos, sino una dieta correctamente seleccionada, que es bastante compatible con la tomando decocciones, infusiones, zumos de frutas, etc.

    ¿Qué es la elastometría o elastografía hepática?

    Nuevas técnicas de elastometría ultrasónica: técnica e indicaciones en la práctica clínica - FMC-HGE

    La elastometría (elastorafia) o como también se le llama fibroscanning del hígado es un método moderno, no invasivo, sin cirugía, para diagnosticar el grado de fibrosis y el grado de hepatosis grasa, esteatosis hepática. A diferencia de la biopsia, la elastometría (elastografía) del hígado permite el estudio de todo el órgano, en lugar de un solo fragmento, lo que garantiza una alta fiabilidad de los resultados del examen elastométrico.

    ¿Por qué es necesaria la elastometría hepática?

    El examen del hígado en la máquina Fibroscan puede determinar de manera confiable el grado de daño hepático, es decir, el grado de fibrosis y el grado de hepatosis grasa, sin intervención quirúrgica. Los datos obtenidos sobre el estado del hígado del paciente permiten al hepatólogo hacer un diagnóstico preciso y elegir las tácticas de tratamiento adecuadas, o corregir el tratamiento prescrito previamente, si es necesario. Cuanto antes se haga un diagnóstico preciso y se inicie el tratamiento adecuado, mayores serán las posibilidades de mantener un hígado sano.

    Cómo prepararse para la elastometría hepática

    No se requiere preparación especial para el examen con el dispositivo Fibroscan (elastometría / elastografía). Para la ecografía del hígado, se recomienda someterse a un examen con el estómago vacío. Puedes beber agua. El intervalo de hambre debe ser de al menos 4 horas.

    ¿Quién necesita elastometría (elastografía)?

    1. La elastometría como examen preventivo se puede recomendar a cualquier persona mayor de 40 años.
    2. Se debe realizar un examen de Fibroscan obligatorio para evaluar el grado de daño hepático para cualquier enfermedad hepática:
      1. Hepatitis viral B, C, D.
      2. Hepatosis grasa: esteatohepatitis no alcohólica.
      3. Enfermedad hepática alcohólica: esteatohepatitis alcohólica.
      4. Enfermedad hepática autoinmune (hepatitis autoinmune, cirrosis biliar primaria y otras).
      5. Síndrome de Gilbert y otras enfermedades hepáticas hereditarias.
    3. Si el riesgo de daño hepático es alto, se debe realizar una elastometría (elastografía) en los pacientes:
      1. con diabetes mellitus,
      2. con niveles altos de colesterol o triglicéridos,
      3. con exceso de la norma de indicadores de citólisis (ALT, AST, GGT), en caso de violación del análisis clínico de la sangre (disminución del nivel de leucocitos y plaquetas),
      4. si tiene sobrepeso,
      5. con un aumento frecuente del nivel de bilirrubina en sangre.
      6. si se sospecha cirrosis o si se establece cirrosis.

    La elastometría hepática puede detectar condiciones tempranas en personas que beben alcohol y toman medicamentos que son tóxicos para el hígado.

    La evaluación de la condición basada en los datos de elastometría hepática debe realizarse antes del inicio del tratamiento y después del curso del tratamiento. Con un alto grado de daño hepático, se observa una disminución de la fibrosis hepática durante mucho tiempo (varios años), por lo tanto, después del tratamiento, es necesario un control constante.

    Solicita ahora tu tratamiento: +229 99546463 por WhatsApp y llamada directa.