Tratamiento natural para heepatitis

Tratamiento natural a base de hierbas africanas para la hepatitis

0-rey Por El Mar 17 nov 2020 a las 16:31 0

La función hepática es muy importante en el cuerpo. Su "misión" es destruir sustancias tóxicas en el cuerpo y fabricar los compuestos químicos necesarios para el cuerpo (por ejemplo, la bilis necesaria para la digestión). La principal causa de la hepatitis es la infección viral, una infección causada por virus.  Por lo tanto, este tipo de hepatitis se denomina "hepatitis viral".

Hepatitis B: una enfermedad infecciosa del hígado relacionada con el sexo o ...

La hepatitis es una enfermedad infecciosa con un porcentaje de transmisión muy alto. Los estudios han demostrado que el virus del hígado tipo B tiene una tasa de inefectividad del 33%, el virus del hígado tipo C tiene una tasa de inefectividad del 3%. A modo de comparación, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) tiene una tasa de inefectividad del 0,3%. Conclusión: la hepatitis B es 100 veces más infecciosa que el VIH.

Existen varios tipos de hepatitis, que reciben su nombre del tipo de virus que la desencadena: hepatitis tipo A (virus del hígado A), hepatitis tipo B (virus del hígado B), hepatitis tipo C (virus del hígado). C), hepatitis tipo D (virus del hígado D), hepatitis tipo E (virus del hígado E), hepatitis G (virus del hígado G). Los tipos más comunes de hepatitis son A, B y C.

Tratamiento natural para la hepatitis B y C

El  tratamiento natural que ofrecemos para curar la hepatitis B, como la hepatitis C,  está hecho esencialmente de infusiones de hierbas naturales. Es uno de los  mejores remedios naturales para curar la hepatitis. El remedio natural para la hepatitis está compuesto por plantas que han demostrado ser eficaces con decenas de casos resueltos. Este  remedio natural tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que ayudan a  curar y prevenir problemas hepáticos.

Remedio natural para la hepatitis B y C

Es también combate los virus que causan la hepatitis y proporciona antioxidantes que ayudan a mantener la salud general del hígado. Se ayuda a las infecciones virales cuerpo a combatir y limpiar el hígado.

Para leer más sobre el tratamiento o comprarlo, haga clic en la imagen de arriba o llámenos al +229 99 54 64 63; este número también es funcional a través de la aplicación móvil WhatsApp.

Leer también: La raíz de diente de león cura la hepatitis

¿Cuáles son las hierbas recomendadas en los tés de hígado?

En caso de enfermedad hepática, se recomienda consumir té armurariu, ya que es rico en silimarina, aminoácidos, lípidos y ácido fumárico. Todas estas sustancias tienen una función antiinflamatoria y regeneradora celular.

Té de alcachofa y cola de caballo contra la celulitis ...

 También se recomienda el té de alcachofa, un buen refuerzo para la función hepática y, quizás más importante, la función biliar. Se recomienda en caso de disfunción hepatobiliar, hepatitis crónica e incluso cirrosis, para favorecer el estancamiento de la enfermedad.

Té de olivo: beneficios del té de olivo - Ooreka

También puedes beber  té de hojas de olivo  o  té de diente de león  (en la raíz), ambos con un fuerte efecto desintoxicante. Estas infusiones favorecen la eliminación de toxinas y detienen los procesos de oxidación en el organismo. El té de raíz de diente de león estimula la producción de bilis, que a su vez ayuda al hígado a metabolizar la grasa, pero también tiene un papel hepatoprotector, ayudando al hígado a protegerse y repararse después de la exposición a toxinas.

Té de cúrcuma: beneficios y valor nutricional |  Consejos de belleza y salud

El té de cúrcuma  tiene propiedades antioxidantes que son extremadamente beneficiosas para el hígado, pero también para todo el cuerpo. La cúrcuma tiene la capacidad de reducir la inflamación, pero también de ayudar al hígado a reparar los tejidos afectados por enfermedades hepáticas, como la enfermedad del hígado graso o la hepatitis C.

Leer también: Consejos caseros para curar la hepatitis b y c para siempre

Los comportamientos saludables controlan la hepatitis B.

Haga  el  ejercicio  durante 10 minutos varias veces al día. Aumente la duración y el nivel de esfuerzo físico progresivo: hasta 30 minutos al día, de 3 a 5 días a la semana. Comience con una caminata de 10 minutos o una sesión de natación de 15 minutos. No debe hacer ejercicio de forma repentina o hasta el punto de agotamiento, o morir de hambre. Recuerde que la pérdida de peso repentina promueve el desarrollo del virus de la hepatitis B, al igual que la obesidad, por lo que una dieta equilibrada es la más adecuada.

Comer fruta. Se recomiendan las frutas por las vitaminas y antioxidantes que contienen. En la dieta de la hepatitis B, se recomienda comer fruta fresca, ya que la fruta enlatada suele contener una gran cantidad de azúcar. Dado que la hidratación es muy importante, también se recomienda el jugo de frutas naturales. Como frutas frescas, coma manzanas, bayas, cítricos, fresas, fresas, frambuesas, melones, uvas. Las cerezas y los albaricoques son frutas ricas en vitamina A, vitamina C y potasio, mientras que las bayas son una fuente rica en magnesio, cobre y vitamina C.

Come verduras frescas, en forma de ensaladas, que puedes condimentar con perejil, eneldo, apio o limón. Se recomiendan ensalada verde, remolacha, pimientos, coliflor, espinacas, tomates, rábanos, cebollas, apio.

Alcohol siempre moderado. El consumo excesivo de alcohol durante períodos prolongados y constantes puede provocar hepatitis crónica, cirrosis hepática e incluso cáncer de hígado. Es cierto que este riesgo es mucho mayor para las personas que ya están infectadas con hepatitis B, cuyo cuerpo está debilitado y el hígado dañado. Por lo tanto, el consumo de alcohol, incluso en pequeñas cantidades u ocasionalmente, está estrictamente prohibido para pacientes con hepatitis B.

Para más informaciones, tel. / WhatsApp: +229 99 54 64 63

 

Añadir un comentario

Anti-spam